Compartiendo el carro con la comunidad...

E-mail

En búsqueda de un mundo menos contaminado y una sociedad más amigable con el medio ambiente, los gobiernos actuales se han dado a la tarea de generar propuestas para que los ciudadanos contaminen lo menos posible el entorno que habitan. Es por ello, que nace el proyecto de carpoolign.

Por. Victoria Helena Higuita

 

 

En búsqueda de un mundo menos contaminado y una sociedad más amigable con el medio ambiente, los gobiernos actuales se han dado a la tarea de generar propuestas para que los ciudadanos contaminen lo menos posible el  entorno que habitan; es por eso que salen propuestas como la que hace poco implementó el Área Metropolitana de Medellín “comparte tu carro”, campaña ambiental que intenta  ayudar a mejorar la calidad del aire que respiramos y la movilidad en la ciudad.

La práctica de “compartir el carro” es conocida en el mundo como carpoolign y tiene como filosofía el hecho de que las personas que habiten en un mismo lugar o que tengan el mismo destino compartan los espacios vacios de su carro con personas que tengan o no carro, esto permite disminuir  el tráfico y la contaminación del aire. Entre las modalidades del carpoolign está también el “vanpooling” que se refiere a los vehículos que tienen capacidad para seis o más pasajeros.

Aunque el Área Metropolitana es el actual impulsador de esta propuesta ambiental, en Medellín se han venido dando muestras de carpooling desde hace tiempo, como es el caso de José Rocha, quien  después de compartir su carro con las personas cercanas a su residencia que tenían su mismo destino, asegura que “encontré una cantidad de beneficios: se le baja a uno el estrés porque viene uno dialogando, entonces uno no pelea con nadie en el camino; se siente uno más seguro porque está acompañado y; además, hice unas grandes amistades que me han permitido viajar, inclusive, fuera de la ciudad”.

Es así, que partiendo de esta  grata vivencia personal,  José Rocha se dio a la tarea de hacer del carpooling una práctica común en la ciudad de  Medellín y por eso  creó el blog http://carpoolworldcolombia.wordpress.com/ que funciona como un espacio para promocionar esta práctica en la ciudad, partiendo de la enseñanza de experiencias exitosas en otros países.

A su vez, cuenta con un proyecto principal que se llama “llévame UdeA”,  el cual es un servicio gratuito orientado para la comunidad de empleados y estudiantes de la Universidad de Antioquia,  que desean y puedan compartir su vehículo con otros universitarios que requieran transporte.  En palabras de Rocha “la idea en el compartir el vehículo es gente que vaya y venga de la Universidad a las diferentes zonas;  no se trata de un servicio público de trasporte con uso de vehículos privados, sino, compartir el vehículo para hacer las mismas rutas tradicionales.”

El requisito básico es tener una cuenta del correo institucional de la Universidad o del parque de emprendimiento de la Universidad, ya que como explica Rocha “son las únicas cuentas  de correo autorizadas para darle seguridad a los usuarios de que solamente participan en ellos personas de la Universidad de Antioquia”.  

Aparte de  este requisito, las personas interesadas en este servicio deben registrarse en la página web http://llevameudea.jimdo.com/ en la cual encontrarán una plataforma que “como las redes sociales, procura identificar los gustos, entonces permite identificar por  cercanía a la residencia, al  trabajo, la ruta por la que  se pasa, seleccionar personas fumadoras y  separar de las no fumadoras, si les gusta escuchar música, poner el horario en el que sale de su casa y a qué horas requiere llegar; esta plataforma  tiene perfiles que le permite a la gente escoger con quien viaja y con quien no viaja”, explica Rocha.

Elementos que permiten que se cumpla la máxima del carpooling se comparte el carro solo con quienes el conductor este a gusto  porque como asegura Rocha “no es una obligación llevar, es un acuerdo entre las personas que van a viajar y es un acuerdo de respeto mínimo, si yo voy a tener una persona que fuma dentro del vehículo y yo no fumo, yo no lo acepto, se comparte el carro con quienes nos identificamos”.

En la actualidad, José Rocha, busca que “las directivas  de la Universidad o algún grupo acojan e impulsen  el proyecto y adopten políticas que les permitan a los que tienen vehículos tener ciertos beneficios, como un espacio preferencial de parqueo y el no tener pico y placa,  si comparte el carro de manera permanente;  ya que esto permite reducir el ingreso de tanto vehículo particular a ciudadela universitaria donde los espacios ya no alcanzan ni para las motos ni para los vehículos”.

Con ejemplos como éste, se demuestra que ayudar al medio ambiente no es complicado,  depende de pequeños cambios en nuestros hábitos cotidianos y a  la unión de voluntades.

El carpooling o compartir el carro se convierte así en una práctica personal que les permite a todos los ciudadanos, con muy poco, contribuir al mejoramiento del aire que respiramos y reducir la huella ecológica que producimos. La invitación es entonces a que todas aquellas personas que tengan carro y puedan o quieran lo compartan y, a los que no, a que busquen dentro de su cotidianidad como mejorar el estado de nuestro enfermo medio ambiente.

Por. Victoria Helena Higuita

 
Comentarios (1)
solo la lsolidaridad
1 Viernes, 03 de Septiembre de 2010 16:33
amigo verde
ser solidario, es ser verde o amigable con el planeta tierra estas iniciativas necesariamente empiezan a crecer porque cada vez mas o mejor las personas toman conciencia de su papel en el crecimiento negativo de los problemas mundiales por emisión de gases, de mal manejo de resuduos solidos y descontrol de las desigualdades sociasles y de todo tipo

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Asunto:
Comentario:

Buscar

Facebook

Compartir Artículo